Red Sonja vs Sonya la Roja

Publicado: 18 julio, 2016 en Artículos, Sin categoría

828576-redsonja_land_cov

(Artículo escrito originalmente para la Revista Fantastique Nº1)

Muchos lectores conocerán la figura de Red Sonja, gracias a los cómics del tándem Roy Thomas (guion) y Barry Windsor-Smith (dibujo). Una belleza pelirroja ataviada con un minúsculo bikini de hierro que hizo las delicias de los seguidores de esta amazona a partir de 1973, fecha en la que apareció por primera vez en el número 23 de la colección Conan el Bárbaro. Pero muy pocos conocen cual es el verdadero origen de esta moza guerrera capaz de rivalizar en la lucha con el poderoso cimmerio.

Red Sonya, Sonya la Roja, o Sonya de Rogatino, surgió bajo la pluma del maestro Robert E. Howard en el relato titulado La Sombra del Buitre. Y aquí comienza una de las principales diferencias entre Sonja y Sonya, pues la original está ambientada en un contexto histórico real (por eso está catalogado dentro de la ficción histórica y no dentro de la fantasía épica o espada y brujería), nada menos que en el sitio de Viena ocurrido en el siglo XVI. En este relato (publicado como no podía ser de otra forma en una revista pulp, concretamente en el número de enero de 1934 de The Magic Carpet), Howard narra las aventuras de un caballero germano de la Orden de San Juan (Gottfried von Kalmbach) y de Sonya la Roja (que no aparece hasta la mitad del relato), en el marco del apogeo de la invasión otomana de Europa por parte de las fuerzas turcas de Solimán el Magnífico. Al contrario de lo que ocurre con el más célebre personaje howardiano, Conan el Bárbaro, aquí no aparecen elementos sobrenaturales por ningún lado (no asoman la cabeza ni grotescos monstruos ni malvados hechiceros), y el autor cuenta los sucesos de batallas reales como el sitio de Rodas (1522) o la batalla de Mohacs (1526).

Aunque el protagonismo principal se lo lleva el caballero teutón (conocido también por el apelativo de Gombuk) y su relación personal con Solimán, nuestra querida Sonya destaca también como una mortífera espadachina, implacable y letal, arisca como una gata salvaje y tan blasfema como rebelde. Aunque no es el personaje medio desnudo de los cómics que le dieron su posterior fama, en el relato se la presenta como una mujer atractiva y llena de coraje. La mejor forma de describir a esta emblemática heroína es citar las palabras del propio autor:

«Era alta, magnífica, y, aunque delgada, demostraba una gran fortaleza. Bajo el casco de acero sobresalían unos cabellos rebeldes que caían sobre sus amplios hombros, como una cascada de oro rojizo reluciendo al sol. Las botas altas de cuero cordobés alcanzaban hasta la mitad de su muslo, sobre unos pantalones holgados; introducida en ellos, lucía una fina coraza anillada de fabricación turca.  Ceñía su delgado talle con un cinturón ancho de seda verde en el que llevaba cruzadas dos pistolas, una daga y, colgando, un largo sable de Hungría.  Una capa escarlata caía indolente desde sus hombros.»

La sensación del contexto realista que impregna todo el relato se acrecienta con la relación de parentesco entre Sonya y Roxelana, una de las pocas licencias que se permite Howard en la narración. Roxelana fue realmente la esposa de Solimán, una de las mujeres con más influencia en la época del Imperio Otomano (una belleza pelirroja raptada por los tártaros y vendida para ser esclava, escalando posiciones hasta ser la favorita del sultán). La rivalidad entre ambas hermanas es sinónimo de las diferencias entre una mujer sometida (Roxelana) y otra que antes de ello preferiría morir (Sonya).

Desde aquí animo al lector amante de las aventuras a leer este soberbio relato donde su autor propone un conflicto entre dos fuerzas desproporcionadas (la eterna historia de David contra Goliath) cuyo desenlace causó el fin de la expansión del imperio turco en la Europa central. El combate final contiene toda la esencia épica de Howard, reforzada con un desenlace sorprendente que no desvelaré para no estropear la lectura de todo aquel que se acerque por primera vez a la absolutamente recomendable La Sombra del Buitre.

Red Sonja es pues el reflejo de esa otra Sonya (que por cierto solo apareció en La Sombra del Buitre y en ningún otro relato de Howard), superándola en celebridad gracias a sus múltiples apariciones en la saga de Conan y a sus menguados atavíos que apenas podían contener sus rotundas formas femeninas. Esta diablesa con espada tiene su origen en una humilde familia granjera que es atacada por un grupo de mercenarios, los cuales violan a la muchacha y matan a todos los demás. Un misterioso ser angelical le otorga el poder del acero tocándola con la punta de su espada mágica, con la condición de que nunca podrá someterse a hombre alguno si previamente éste no la ha vencido en combate justo. Y aquí es cuando nace la leyenda.

Creada al principio como una mera contrapartida femenina de Conan, simplemente una hermosa guinda con la que deleitar a los masculinos fans del bárbaro cimmerio, poco a poco fue tomándole el pulso hasta conseguir su propia serie, lo cual fue un hito en su época pues era la primera mujer que protagonizaba su propia publicación y conseguía alcanzar el éxito. A los lectores les gustaba esa aventurera de cabellos cobrizos y carácter indómito, una mujer independiente en un mundo de hombres y capaz de dejar plantado a Conan al que incluso engatusaba con sus suaves encantos.

Aunque como se ha dicho anteriormente su creador fue Roy Thomas, es bajo la dirección de Frank Thorne cuando Sonja adquiere realmente la condición de guerrera salvaje provista de un espíritu casi divino que la aleja de la simple ladrona que era en sus inicios comiqueros. Las aventuras de Red Sonja transcurrían en ambientes lóbregos y escenarios de ensueño, muy similares a los paisajes artúricos de los Caballeros de la Mesa Redonda del Reino de Camelot. La magia combinada con el erotismo supuso una mezcla explosiva que atrajo a los fans de la Era Hyboria conformando un personaje deseado y peligroso a la vez, una luchadora tan atractiva como mortal capaz de engatusar a su enemigo mientras empuña una gran espada. El color de su pelo es el símbolo del espíritu de esta mujer que levanta pasiones por donde pisa: sangre y fuego a la vez.

A lo largo de los años este personaje tuvo sus altibajos dentro del mundo del cómic, pero fue tras el estreno de la película en 1985 cuando recuperó parte del éxito perdido. Red Sonja (titulada también El Guerrero Rojo en España y otros países) fue dirigida por Richard Fleischer en 1985 como uno de los múltiples films que surgieron bajo la sombra de la exitosa Conan el Bárbaro (John Milius, 1982). Protagonizada por Brigitte Nielsen como la heroína principal, y por Arnold Schwarzenegger como Kalidor (un pseudoclon de su propio personaje de Conan), la película cuenta la historia de venganza de Red Sonja contra la malvada Reina Gedren, interpretada por la misma actriz que dio vida a Valeria en la película de Conan. Como veis, todo queda en familia. El film es bastante mediocre, y en muchos países se estrenó como si el protagonista auténtico fuese el actor austríaco confiando en un mayor éxito de taquilla. El resultado tanto de crítica como de taquilla fue un absoluto desastre, causado por la espantosa combinación entre humor (véase las escenas protagonizadas por el niño chino y su cómico asistente) y película de espada y brujería. Una auténtica película de serie B de la que reniega hoy día todo aquel que en ella participó, pero que tiene cierto encanto como película de culto representante de una época cinéfila del pasado.

Ladrona, guerrera, pero ante todo mujer, Sonja representa a la perfección el símbolo de la liberación femenina, con ese voto de castidad que la reprime a la vez que le da su fuerza y su poder (y que por ello la hace aún más deseable). En su momento supuso el arquetipo de una nueva clase de heroínas de mundos de fantasía, poseedoras de una belleza despampanante y con los mismos arrestos que cualquier guerrero masculino, siempre vestidas con armaduras de tamaño minúsculo que apenas dejaban nada a la imaginación. Tanto en cómics como en cine, fueron muchos los personajes femeninos que basaron su imagen en las provocativas ilustraciones de Red Sonja (como la Tygra de la película de animación Fuego y Hielo), aunque muy pocos de ellos pudieron retener su carisma propio. Quizá la excepción que confirma la regla sea el personaje de la serie de televisión Xena, la Princesa Guerrera, emitida desde 1995 hasta 2001 y nacida como spin-off de otra serie de culto como fue Hércules. A pesar de que la trama está ambientada en la Grecia clásica, los paralelismos con Red Sonja son demasiado sospechosos como para obviarse, si bien es cierto que el éxito de la serie se basó tanto en su protagonista principal (espléndida Lucy Lawless) como en el hecho de saber guiarse por un espíritu propio.

Y ya que hablamos de Red Sonja y de personajes femeninos relacionados con la fantasía, no estaría de más recomendar el cómic Espadas del Dolor (Dynamite, 2015), donde las historias de autores como Mairghread Scott, Gail Simone y otros son magníficamente plasmadas por los ilustradores como Mirka Andolfo o Sergio Davila. El cómic contiene varias historias que se entrecruzan entre sí formando un interesante crossover, protagonizado enteramente por mujeres de armas tomar como Sonja, Dejah Thoris, Vampirella, Lady Rawhide, Jennifer Blood, Masquerade, Jungle Girl, Kato, Miss Fury, Jane Porter, Irene Adler, Pantha y alguna que otra más. El hilo conductor lo forman las Espadas del Dolor que dan nombre al cómic, valiosas reliquias destinadas a salvar las diferentes realidades presentadas.

Ahora ya solo queda al lector tomar la decisión final sobre la elección de la fémina preferida. Elegir entre la realista y mordaz Sonya de Rogatino creada por Howard, por un lado, y la pícara y sensual Red Sonja ideada por Thomas para los cómics, por otro, no es fácil. Por ello lo mejor es mi recomendación final: leer a ambos, tanto al maestro de los relatos pulp clásicos como a uno de los genios del mundo de los cómics. Y la película de 1985, pues revisadla una tarde lluviosa que no tengáis nada mejor que hacer.

 

Enlaces de interés:

https://es.wikipedia.org/wiki/Red_Sonja

https://es.wikipedia.org/wiki/La_sombra_del_buitre

https://es.wikipedia.org/wiki/Red_Sonja_(película)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s